UN USUARIO ENTRA EN UNA BIBLIOTECA Y APAGA EL MÓVIL


AHORA SÓLO FALTARÍA COMPROBAR LA EXISTENCIA DE LOS BILLETES DE 500 €

Según informan fuentes locales, el pasado día 18 de marzo un usuario entró en una biblioteca y se dirigió al puesto de préstamo. Después de decir "Hola, para devolver" -al parecer pertenecía al selecto grupo de personas que saludan- y depositar dos libros en el mostrador, sacó del bolsillo un teléfono móvil. Tras unos segundos de tensión, en los que la bibliotecaria llegó a temer que fuera capaz de comenzar allí mismo una llamada, el usuario dijo como para sí "Un momento, vamos a apagar esto" y desconectó el dispositivo. Superado el estupor inicial, no cupo otra salida que la sincera felicitación a este héroe de nuestro tiempo.

AHORA SÓLO FALTA VER SI EXISTEN LOS BILLETES DE 500 €

"Una vez comprobada la existencia de seres humanos que son capaces de apagar el móvil al entrar en una biblioteca el círculo de búsqueda se reduce a los billetes de 500€ y Ben Laden", asegura el presidente de la Asociación Para La Búsqueda de Cosas que se Supone que Existen pero Nadie ha Visto visiblemente emocionado.

ESTA PERSONA SÍ QUE MERECE UNA ESTATUA

Por otra parte, un grupo de ciudadanos que se declaran hartos de las estatuas de bronce que se están instalando últimamente en la ciudad -"aparecen como setas por cualquier rincón, parece que se quisiera incrementar así el número de habitantes", señalaban- está pensando reclamar una estatua del usuario que apagó su móvil. "Esta persona merece un reconocimiento y, ya que al parecer se compran estatuas sujetas a alguna oferta relacionada con el número de unidades adquiridas, tipo lleva tres y paga dos, al menos se podría aprovechar para homenajear a este chico, ejemplo de comportamiento... y de paso que devuelvan la escultura del perdiguero de Burgos a su emplazamiento original"

Nota: recomendamos sinceramente la lectura del blog El Mundo Today

6 comentarios:

Nadia dijo...

Bueno empezamos por dedicar al buen usuario una entradita, lo de la estatua ya se estudiará, no??, yo estoy con esos que dicen que parecen setas que han brotado por todas partes

Ayla dijo...

Creo que es una de las cosas que peor llevo lo de los móviles, lo mejor es cuando te acercas a decirles que no pueden hablar con el móvil en la biblioteca y te dicen:

-si si, ya, espera, espera un poco.

Y siguen hablando tal cual. En fin a la oreja se lo pegaba yo con loctite.

Bibliotecaria acelerada dijo...

Niñas, niñas, haya paz!!! Siempre dicen: es que espero una llamada importante. Algún osad@ añade, del hospital.
A lo que hay que decir con tanto morro como ellos... jo espero que vaya todo bien, pero no será tan importante como para estar de paseo por la biblioteca, y alguien operado de vida o muerte en el hospital no?
Ademássssssss (esto se piensa y no se dice) quítale esa música super-hortera del Aserejé que está más pasado que el hula-op y ponlo en silencio si tanto te urge hablar por teléfono!!!

Ayla les pondría pega, yo les haría bailar encima de mi mesa las canciones melodiosas y odiosas que "gastan"... así aprenderían!!!

Biblioteclaria dijo...

Horteritonos aparte lo malo no es que hablen por teléfono, al fin y al cabo en zonas de paso no está prohibido hablar, la cuestión es que la mayoría de la gente HABLA POR TELÉFONO A VOCEEEES... y ya sé que los inhibidores de señal están prohibidos, pero sería tan bonito, una especie de mando a distancia que hiciera ZAS!, y calambre en la oreja... bueno, eso sería un inhibidor pero no de señal, iría más en rollo "perro Paulov" XDD

Hablando de perros, el perdiguero ha vuelto a su sito... el poder de este blog es increíble >:o

Mafi dijo...

jus,jus,jus... ese usuario, claramente estaba enfermo, o ese día tuvo muchas luces...
yo quiero un escaner como los del aeropuerto que desnudan y así poder descubrir dónde se meten algunos las revistas que mangan a la vez que pasar un buen rato jejejeje

Bibliotecaria acelerada dijo...

Por cierto, creo que una vez vi un billete de 500 euros... si, si le hice una foto con él en la mano jiji
Lo que existe y muuuuucho almenos por aquí en tierras catalanas son los billetes de 20 euros o lo que es lo mismo, los toca-narices.
Con 20 euros me pagan una impresión de una hoja en blanco y negro que vale 10 céntimos!!!
agggg me dan ganas de darles el cambio en monedas de 1 centimo!!!!