EL ENCUADERNADOR

Se acerca al mostrador todo sonriente y dice:

- Hemos arreglado este libro que estaba roto.

- Ah, muchas gracias muy amable.

La sorpresa viene al abrirlo y ver que las tapas están encoladas si, pero al revés. Ups

2 comentarios:

Mafi dijo...

Buena voluntad que han tenido, pobrecicos..., menos mal que como era un libro... lo del cd pegado con celo ahora lo entiendo... XDD

Biblioteclaria dijo...

Si total... es para ver los santos nada más XDD